Buscar

Moda sostenible: "Se puede, se debe, lo hacemos", dice MyOmella



Aunque no lo parezca, aunque pensemos que la moda es cosa de grandes escaparates en centros comerciales, con prendas de usar y tirar y consumo inmediato y poco reflexivo, en realidad la moda es, tiene que ser, respeto social, medioambiental y responsable. Estilo, elegancia, durabilidad, perdurabilidad. Esa es la apuesta de MyOmella para el año a punto de entrar, la filosofía de la moda sostenible no como un lema o un eslogan, sino como un método de trabajo innegociable.


Trabajamos para resolver los mayores desafíos sociales de nuestro entorno. Diseñamos desde el amor, la transparencia y la innovación. Aplicamos políticas de respeto al medioambiente y la Economía Circular dentro del modelo de negocio". Y aplicar significa que todo el proceso productivo y de distribución, desde la primera materia prima hasta que el diseño llega a las manos del comprador, pasa un riguroso protocolo de trazabilidad verde que implica reciclaje, reparación y reutilización de materiales, cero emisiones en la postproducción y mínimo impacto ecológico en la distribución, empezando por la herramienta online como canal de escaparate y compra.


Un camino que, además, es socialmente justo y medioambientalmente necesario. España genera cerca de un millón de toneladas de residuo textil cada año, ropa desechada que va a parar al vertedero en su gran mayoría, porque apenas se recupera y se reutiliza un 5%. Son materiales en muchas ocasiones perfectamente válidos, no sólo telas, también pequeño material metálico, plástico y, sobre todo, pieles de gran calidad que forman parte de los diseños vanguardistas y tremendamente exclusivos de MyOmella. Si la moda es personalidad, es impacto y es referencia, eso es MyOmella.


"Queremos avanzar hacia una nueva época en la que contribuyamos de forma activa al desarrollo sostenible y a la agenda 2030 de Naciones Unidas, integrando los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la estrategia empresarial. Queremos utilizar la fuerza de los negocios para generar un impacto positivo en el mundo". Y así lo seguirán haciendo este próximo 2022 a punto de empezar, con colecciones exclusivas llenas de creaciones repletas de elegancia y compromiso, fuerza y belleza: "sé sostenible, sé única, se MyOmella". En la variedad esta el gusto, sí. Pero si el gusto tiene compromiso social y medioambiental, ganamos todos.


29 visualizaciones0 comentarios